No solo es vivir, es sentirse vivo.

Mis palabras son para aquellos que siguen viendo la vida en blanco y negro, sintiéndose incapaces de sentir la vida en colores. Fingen en sus hogares, trabajos, con sus parejas e hijos, amigos y compañeros que todo está bien. Pero no lo está y es duro. Afortunados somos los que hemos podido volver a abrazar …