DEL CIELO A LA BOTELLA

La codependencia.

Cuando lo conocí, el sol brillaba y era un día magnífico. Luego todo se convirtió en una locura.

Pilar, ex mujer de un alcohólico

Esta es la historia de Pilar. Actualmente tiene 48 años y está divorciada hace cuatro años. Pilar se casó muy joven con Alejo, diez años mayor y un hombre querido y muy apreciado en su entorno, tanto en lo profesional como lo personal. En la familia de Alejo el alcohol siempre fue el protagonista, no sólo en reuniones, celebraciones y fiestas varias, sino en el día a día, beber en casa de su ex marido no era en absoluto mal visto y tanto los padres como los hermanos de Alejo bebían a diario como hábito.

Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Pilar conoció a Alejo y a su familia como bebedores y nunca se planteó nada hasta que su marido y su adicción fue a más. Pasaron años, Pilar, al no ser alcohólica podía distinguir como el amor a la bodega superaba el consumo de lo normal. Alejo volvía a casa “cocido” del trabajo y los fines de semana ya era un despropósito de vida. Fueron padres, vinieron dos chicos que crecieron viendo cómo su padre se cogía unas torrijas de pan de kilo, y Pilar cada vez se sentía más sola e incomprendida, preocupada por todo, angustiada y sobrepasada. Sobretodo cuando lo contaba en la familia de su marido, no entendían dónde estaba el problema, Pilar siempre se preocupaba por todo y todos -argumentaba cabreada a su familia política que beber tanto hacia peligrar su matrimonio y su familia- nadie la escuchaba, nunca se movió un dedo por hacer frente a este problema real, tampoco los padres de Pilar, generación de “hay que aguantar”, eso es el matrimonio, dejando a Pilar sola ante ese desolador panorama.

Efectivamente, Alejo estaba alcoholizo, era un enfermo adicto y Pilar una copendendiente y no estaba loca.

Codependiente es aquél que ha permitido que el comportamiento de otra persona le afecte y esté obsesionado por controlar dicho comportamiento.

Melodie Beattie

Todas las acciones y trastornos compulsivos son verdaderas enfermedades familiares. Afecta a todos los miembros de la familia. La vida de Pilar estaba atascada e, incluso, muchas veces deseó que se acabara. Pilar se sentía culpable de no poder ayudar a su marido, a sus hijos, a su familia política. Perdía el control de sus propias emociones, vivir siempre preocupada, pendiente de las reacciones de los demás, de los deseos de los otros es agotador. Llegó a mi agotada, nunca podré olvidarlo.

La codependencia tiene vida propia. Si eres consciente de tu codependencia, algo que cuesta muchísimo pues no es nada fácil de detectar, tienes que hacerte responsable del problema para poder convertirte en la directora de tu propia vida. Si eres codependiente, necesitas encontrar tu propio proceso de sanción o de recuperación.

Photo by Daria Sannikova on Pexels.com

Cuando te escribo la historia de Pilar, (si lo estas pensando o crees que eres una persona codependiente), no quiero decir que eres un poquito codependiente. Quiero decir que eres verdaderamente codependiente. Dí en voz alta “SOY CODEPENDIENTE”. Y pide ayuda.

Si te sientes culpable por no satisfacer constantemente el bienestar de los demás, si te sientes triste y deprimida por tu falta de de voluntad para decir NO, si tienes la autoestima por los suelos, Si cuidas de tu entorno, luego te resientes de haberlo hecho sin recibir nada a cambio, no significa que eres la mejor esposa, la madre más perfecta o la amiga mas leal y entregada, la empleada del año o la vecina más voluntariosa….eres CODEPENDIENTE.

Las relaciones son como el baile en el que una energía visible va de uno a otro de las participantes. Pero algunas relaciones son el lento y tétrico baile de la muerte

Colette Dowling

Hoy, en este día de reivindicación, yo os propongo reivindicar nuestra libertad interna. Nacimos libres, no dejemos pasar la vida acompañados por personas y situaciones que no nos dejen crecer y disfrutar de lo único que es un regalo. LA VIDA.

Gracias a tod@s

CosmenKos

2 respuestas para “DEL CIELO A LA BOTELLA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s