EL SOL EN LA CARA

Y cierro los ojos.

Y siento agradecimiento por lo que estoy viviendo, por las emociones que siento y por las personas que me acompañan en mi vida.

Y ruego, mirando al cielo, que protejan a los míos, que esta paz e ilusión eche fuertes raíces en mí y crezca mi proyecto y pueda con mis retos, con todos los cambios que llevo, haciendo lo que más me gusta.

Y me acuerdo de mis padres, de los que ya no están, de los que siempre estuvieron cuando la vida nos da un meneo y de aquellos que nunca más.

Y pienso en mi futuro pero también en el de los demás, y lo hago desde la confianza de que todo se va a solucionar.

En la vida ordinaria apenas nos damos cuenta de que recibimos mucho más de lo que damos, y que sólo con gratitud la vida se enriquece.

DEITRICH BONHOEFFER.

Y me siento querida, respetada y amada, sobretodo muy amada por un hombre al que admiro y adoro.

Y acaba el año, pronto pondré al día mi agenda de contactos, añado unos y desvinculo a otros, subiré y borraré fotos y archivos de mi ordenador, “resetearé” momentos del pasado, actualizaré mis RSS y mi blog “desdemiazoteas.com” que tantas alegrías me regala, corregiré lo que escribí, pediré perdón desde el corazón a esa persona a la que hice daño y meteré en un baúl imaginario aquello que ya no me sirve, diré adiós desde el cariño, la humildad y el desapego.

Nunca más y hasta siempre.

Cristina Cosmen “Cosmenkos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s