NAVIDADES IKEA

o el tornillo que siempre sobra.

Tranquilos que no voy a hablar de la Navidad ñoña porque estaréis ya empachados de anuncios de la TV y, además, hay escritores y blogueros que escriben acerca de ello mucho mejor que yo.

Como sabéis, el mundo se divide entre los que amamos las Navidades y los “haters” odiosos de estas fechas que las tachan de superficiales, consumistas e hipócritas. Nos critican por mostrarnos super “happy” y hacernos “selfies” sin sentido ante la mesa excesiva de comida y bebida que decoramos de lujo para la ocasión. En definitiva, nos ven ridículos y como si nos faltara un tornillo, algo que los aborrecen y deprimen la Navidad nos echan en cara en cuanto tienen ocasión porque ell@s no son consumistas, no comen ni beben, no se van de celebraciones, no compran y no son hipócritas en sus relaciones, (ya….y yo soy torera).

Pues bien, yo soy ese “tornillo” que siempre nos sobra cuando montamos un mueble de IKEA.

Y como yo, existen personas humanas que son “tornillos” y a las que nos gusta “enroscamos” a las tradiciones, a los recuerdos, a la alegría, a nuestros amores mientras observamos como ellos también disfrutan pero, sobre todo, a los que echamos de menos. Somos simples tornillos de un módulo familiar, posiblemente no somos fundamentales para que las Navidades sigan celebrándose en nuestra familias cuando ya no estemos pero puedo asegurar que nos guardarán en el cajón de las herramientas (que es el mismo cajón de las herramientas de la vida), por si a caso nuestros amigos y familia tienen que echar mano de los recuerdos. De nuestro recuerdo.

Me siento el “tornillo” de IKEA que a veces no encaja porque no logro entender que alguien no disfrute viendo la cara de sus familiares y amigos esforzándose para que estas Navidades especiales parezcan. las de siempre. Soy el tornillo de repuesto de los que ya no están y tanto hemos querido y que siempre nos acompañan en la vida, en Navidades o en Agosto. Vamos a seguir recordándoles en la Nochebuena o en la noche de Fin de Año, pondremos su platito con las 12 uvas para que nunca se nos olvide que ellos plantaron la semilla en nuestros corazones para vivir estas fiestas con tanta ilusión.

No todo tiene explicación, así que yo me pido ser el tornillo de IKEA y voy a dar vueltas y vueltas de felicidad porque las Navidades me encantan y las disfruto. Y el resto me importa “ZERO” como la Coca Cola.

!MUCHA SALUD Y FELICIDAD A ESOS “TORNILLOS” ENROSCADOS A LA NAVIDAD Y REPARTIDOS POR EL MUNDO”

Cosmenkos

2 respuestas para “NAVIDADES IKEA”

  1. Que difícil es montar un Mueble de IKEA, seguir el manual de instrucciones, implementarlo paso a paso con el kit de montaje y constatar que no es tan fácil como parece; como la vida misma; Nacemos, sin manual debajo del brazo y a base de la experiencia , de acertar y equivocarnos , en el kit Emocional no falta ni sobra tornillo , nuestras herramientas se sirven y necesitan actitudes, habilidades, recuerdos , solo será útil sí sabemos manejarlo ;

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s