ESTIMADO TONY

Te echo de menos…

James Gandolfini (18/9/1961 -19/6/2013)

Noto tu ausencia cada dÍa más y cuando esta emoción me embarga conecto HBO y me veo como si no hubiera mañana el capítulo cuarto de la tercera temporada de “Los Soprano”. De una brutal paliza te cargas a un traidor con tus manazas de descargador de muelles, acto seguido, te largas a tu casa a zamparte los espaguetis que Carmele, tú mujer, ha preparado para cenar.

Me gustan los antihéroes…!cada día más!.

Las frases de Coehlo, Nietzche o Gandhi están escritas para almas levitadoras y tu eres una bestia pro activa que no te van los gurùs “flojillas”, no va contigo la verborrea, eres un hombre de acción y un buen observador de la previsible ambición humana. Desde el sillón de la consulta de tu psiquiatra, donde te abres con tus miedos, fobias y filias, rompes el tabú del código de la Mafia, lo vives desde la vergüenza pero necesitas asistir a terapia para controlar tus propios demonios.

Eres un personaje inolvidable, con tus gestos tan personales. Siempre un niño grandote, mostrándote inseguro mientras te rascas la cabeza un poco ladeada, moviéndote torpemente para en décimas de segundo convertirte en un monstruo gigante, lleno de ira y agresividad, me desconciertas cuando relajado y satisfecho te fumas un puro porque algo maquinas, me encantas recogiendo cada mañana el periódico en batín y calzoncillos, descalzo en la entrada de tu casoplón excesivo típico de un gánster ítalo-americano de un suburbio de New Jersey.

eres un hombre de acción, contradictorio y de lealtades a prueba de balas y sobornos. Contigo lo tengo todo: las risas, el miedo, el amor y la ternura, los secretos y la sorpresa. Las medias tintas no te van (como a mi), y como estamos en puertas de la Navidad, este año sin “overbooking” de allegados y familiares pero con las mismas horribles digestiones y tardes de siestas de cabezadita desnucada, quiero que sepas que yo no te olvido.

Qué importa la mierda que digan de ti si no tienen las pelotas de decírtelo a la cara”.

TONY SOPRANO

“Los Soprano” se parecen a la inmensa mayoría de los grupos humanos, familias disfuncionales que no saben que lo son. Organizaciones en donde se utiliza la presión y el terror para después celebrar todos juntos la comida de empresa.

Tony, tú representas el poder de una manera personal y única. Tierno y leal con los tuyos, despiadado con los que te traicionan. Me encanta la novedad que seas el primer “Capo” que acude al psquiatra, tema tabú bien traído por los guionistas de la serie.

Te echo de menos Tony Soprano y tu ausencia ningún otro jefe de la Mafia podrá sustituirte en este mi vacío; ni De Niro, Al Pacino o Marlon Brando porque ellos son estereotipos, tú eres único y grandioso.

“LOS SOPRANO”

¿Gandolfi o Soprano?, es lo mismo, son una simbiosis perfecta de persona-personaje que se ha convertido en parte de mi historia de entretenimiento. Tus ojos, esos que sonríen y se achican mientras cavilas fríamente en cargarte a la cucaracha que te han mentido jugando a dos bandas, olvidando el código de lealtad o agradecimiento y traicionándote como rata de estercolero.

Mientras exista HBO estarás en mi vida, mi admirado mazacote, me despido como escribía Napoleón a su amada Josefina.

Tuyo...

Mio…

Nuestro…

NAPOLEON BONAPARTE-

CosmenKos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s