EL DESAMOR.

El amor no es suficiente. Hay que dejar morir el amor y que muera dignamente.

El amor y el desamor, las relaciones sentimentales en general, siguen siendo las principales causas de nuestro bienestar emocional. En las consultas de los psicólogos este tema sigue siendo el top de en las preocupaciones de la gente.

Cada vez vivimos más tiempo y las parejas no sobreviven . Antes te casabas y morías con la misma pareja de toda la vida. Se estima que actualmente una persona debe enfrentarse a lo largo de su vida a 3,5 rupturas (el medio punto no sé de donde sale), podréis comprobar que el dato no está nada mal. Nos enseñan a amar pero nadie nos dice qué y cómo cuando se acaba ese amor romántico Disney. El desamor es muy sibilino, va entrando de golpe o poco a poco y somos los primeros en notar cuando una relación debe terminar porque solo nos produce frustración e insatisfacción, lo sufrimos pero no actuamos con contundencia porque, aun estando decididos a cortar, nos da miedo o pereza pasarlo mal.

Es demente pedir tanto a la otra persona porque cuando se exige tanto puede significar que tú te consideras muy poco.

AMALIA ANDRADE (ESCRITORA MEXICANA)

Las rupturas suelen ser feas, por eso se llaman rupturas, se terminan y con ellas nuestras expectativas sobre el otro y el proyecto en común, pero es necesario cortar como un psicópata, si hace falta. En un final vamos a sentir tantas emociones seguidas que nos dejarán sin respiración, pero piensa que se trata de un corto periodo de tiempo, decide lo que vas a hacer con ese tiempo tan necesario de duelo, resetea tu mente porque te ayudará a sanar y recuperarte y volverás a reconocerte.

"Tu ex es pasado, recuerda los buenos momentos pero ya no aporta nada nuevo, agradece la experiencia vivida pero es muy complicado que tengáis el mismo sentido de la amistad.

Es muy recurrente eso de “vamos a ser amigos” pero te aconsejo que lo olvides. La amistad con un “ex” se consigue desde la madurez de ambos, el perdón y el agradecimiento. Posiblemente a futuro mantengáis un respeto y cariño mutuo, o no, porque no todo tiene explicación y porque con toda seguridad cada uno estará ya en otra historia si se hace un duelo correcto.

Tu “ex” es pasado, recuerda los buenos momentos pero ya no aporta nada nuevo, agradece la experiencia vivida pero es muy complicado que tengáis el mismo sentido de la amistad.

Si de siete días estás 24/7 te sientes cabreado o triste, esa relación no va sino al enfado y a la melancolía. Esas ideas heredadas de “quiero una pareja” fueron válidas cuando nuestra media de vida eran 35 años, pero ahora se vive más y muy deprisa. El amor no es suficiente para que una relación vaya hacia delante, construyendo un fuerte vínculo, no exento de obstáculos y retos, porque no se trata solo del sentimiento del enamoramiento o “mi peor es nada” sino porque hay muchos más factores que nos influyen (externos e internos) y que proyectamos en el otro.

Es imposible sentir mariposas y sexo salvaje a la vez que amistad y tranquilidad. Pedimos al otro que sea TODO para nosotros; el mejor amante, la mejor amiga, el compañero de viaje, la cuidadora, nuestro coach de motivación, nuestra confidente, el organizador y protector de nuestro día a día e, incluso, existen los/las jetas que pretenden que el otro sea su proveedor y fuente de ingresos.

Nadie es todo para el otro. A mi que no me den esa responsabilidad porque yo no tengo súper poderes. Nadie los tiene, no conozco la perfección humana así que es demasiada presión. Un buen día se hace !!BOOOOM!! y explota en tu cara porque una cosa es complementarse y otra muy distinta pretender que esto de las relaciones sea un buffet libre, con “happy hour” incluido, en el que se dé todo por hecho. Hay que trabajar e invertir mucho amor, paciencia, ganas, ilusión, valentía, empatía, resilencia, generosidad, eros…¿sigo amigos?…

¿Qué responsabilidad le otorgo al otro para que a mi me haga feliz? Si a uno le gusta el football y al otro no, muy bien, !pues haced cosas diferentes!, Nadie está obligado a dar desde la carencia del otro. Al final la gente se cansa y, o se larga bruscamente o se diluye poco a poco, porque es agotador. Nos cuesta tomar decisiones con valentía sabiendo que nos queda un camino en solitario que no va a ser fácil pero que nos traerá la paz que necesitamos para volver a reconocernos. Cada uno decide como sanar, unos deciden saltar de una relación a otra y otros viven el duelo con inteligencia y resiliencia, aprendiendo del desamor para ofrecer lo mejor de sí mismos a la siguiente relación que llegará, sin duda, llega siempre.

Si estás en medio de un océano turbulento del desamor que te impulsa para después ahogarte con sus olas gigantes, desde aquí te envío mi cariño, no es un buen momento pero te aseguro que esto también pasarà.

No te quedes bloqueado en un desamor que no os hace bien a ninguno de los dos.

CosmenKos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s