“MI PEOR ES NADA”

O cómo aferrarse a una tabla de salvación.

A lo largo de nuestra vida todos establecemos relaciones conscientes y relaciones desde el inconsciente. Hoy escribo para hablaros de esas relaciones que iniciamos y mantenemos en el tiempo con poco o escaso entusiasmo.

En una relación sentimental son necesarios tres pilares básicos para que se desarrolle y crezca el amor que nutra a los dos miembros de la pareja: intimidad (compartir, querer pasar tiempo, conocer el mapa emocional del otro, poder contar desde la confianza los miedos, etc), el segundo pilar es el eros (sexo, pasión, química, piel, fuego…), y por último, el compromiso (desear formar un equipo, tener la voluntad de avanzar, tomar acción para construir un presente y un futuro, etc), y los tres deben estar en equilibrio porque si una pareja tiene mucho eros pero escasa intimidad, tendrá los días contados pues no le sustenta tampoco el compromiso, y si hay intimidad y compromiso pero escaso o nulo eros, serán una pareja de amigos, pero de ningún modo se puede hablar de una pareja de enamorados.

“Mi peor es nada” se alimenta del miedo a la soledad que es un perro “gorilero” que nos sopla en la nuca y nos aterroriza. Sobretodo tenemos miedo a sentirnos solos cuando llegamos a una etapa de la vida en que llevamos una mochila importante y es que, si la soledad no es voluntaria, el ogro nos mete un susto, precipitando relaciones sin sentidos, sin jugo, sin sentimiento y lanzando como un resorte a la gente al ordenador con el único propósito de encontrar a otro/a con una afinidad del 100%, perfiles con fotos y biografías dignas de concienzudo estudio, candidatos/as que son desechos de virtudes en Tinder, Grigger, Plosky, Funfer; Flopppy, o Libby´s (me lo estoy inventando, no sé ni si existen), hay cientos de webs de citas de todo tipo. Actualmente está mas complicado ligar en los bares por el toque de queda y la distancia social, así que, iniciar y mantener relaciones “perimetrales”virtualmente es fácil desde el sillón de casa porque siempre tenemos el recurso de la puerta abierta en internet en donde todos somos ideales de guapos e inteligentes.

Photo by Engin Akyurt

En demasiadas ocasiones sucede que una de las dos personas que forman “mi peor es nada” no es consciente de que está en una relación estable aunque aburrida y previsible que te mata a bostezos. Con que uno sólo de los dos sepa que está ahí por miedo a “su” soledad y por devoción a “su” propia comodidad y egoísmo, ya está engañando al otro porque no hay sentimiento de amor, y cuando ese otro 50% de la pareja se da cuenta de ello y que su relación no es una fiesta, se sentirá muy herido/a por la cobardía y el egoísmo del otro, abocando finalmente a la ruptura.

Generalmente, las personas que están inmersas en un “mi peor es nada”, suelen ser tipologías de seres (humanos) acomodaticias, nada pasionales, cero detallistas y, como señalo anteriormente, egoístas y cobardes. Si preguntas – “¿qué tal estás con Fulanito o Menganita?“, previsiblemente contestarán que se encuentran cómodos/as, que ambos son muy parecidos y con gustos similares y que llevan una vida tranquila.

“Mi peor es nada” también es aplicable a las relaciones laborales, de amistad o a las decisiones importantes de nuestra vida. Un claro ejemplo es la persona que lleva 35 años en la misma empresa. en el mismo departamento y con casi los mismos compañeros y que, aun habiendo recibido propuestas de un cambio laboral, optan por permanecer en la misma empresa, departamento e, incluso, en la misma mesa, a ser posible.

Photo by Esther

En conclusión, así somos los seres humanos; algunos establecen relaciones tan apasionantes como darse un tiro en el pie agarrándose como garrapatas a un perro sarnoso, aferrados a ese tipo de relación como si fuera una tabla en medio del océano, viviendo con alguien a quien no hacen feliz pero sabiendo que ell@s tampoco lo serán nunca. Por cierto, es habitual que las relaciones “mi peor es nada” comiencen cuando alguno de los dos, o los dos, acaban de salir de una relación donde todavía recuerdan a su ex o no han terminado correctamente el proceso de duelo tras una ruptura.

Por favor, no confundir “mi peor es nada” (consciente) con las “relaciones Cero” (desde el inconsciente); esas relaciones que ni suman ni restan pero de ello hablaremos en otra ocasión, si os parece.

Por ahora disfrutad de un maravilloso fin de semana.

CosmenKos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s